Segundo y tercer paso en Cataluña.

El 29 de agosto, fui a dibujar a uno de los pueblos más bonitos de todo Cataluña por sus calas y sus calles. Este pueblo es Cadaqués. Pueblo del gran Dalí. Estando en el antiguo hogar de uno de los mejores pintores de la historia, no podía rechazar retratar en este pueblo.



Cuando ya había montado todo y ya estaba dispuesto a dibujar, me pasó lo mismo que en Las Ramblas, lo que pasa, es que los mossos me indicaron que para vender retratos, debía pedir permiso al ayuntamiento. Y eso fue lo que hice el día siguiente. El ayuntamiento me pidió el correo y mis datos, incluso le di mi blog.

Ellos vieron todo y acordaron conmigo que podía retratar tan solo ese día, pero bueno, algo es algo.

Por eso, el 30 de agosto, fui legalmente a retratar. Y tras 3 horas de espera en las que cientos de personas se paraban a ver, se reían, hablaban conmigo sobre mí y se iban, no pude aguantar más tiempo sin clientes.

Yo me puse triste, ya que retratar en un lugar tan bonito, con tanto arte, y no retratar a nadie en 3 horas, tenía tela... Pero bueno, no voy a quedarme atrás y ya lo intentaré en otro lugar donde la gente tenga más generosidad.

La verdad es que mi paso por Cataluña no ha tenido demasiado éxito.


27 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo