Empezar a aprender.

No hace falta que para dibujar bien, lleves toda tu vida dibujando, siempre tienes oportunidades para empezar a aprender algo. Es una cosa que no tiene edad.

No hagas caso a los demonios que te indican que algo se te da mal, sino que lo que debes hacer, es mirar a tu otro hombro, donde se encuentra el ángel que te guíe a la calidad.



Aún estás a tiempo, y eso es lo que quiero que hagas. Coger el lápiz y la hoja y empezar a dibujar. Lo que hagas mal, te servirá de ejemplo para mejorar. Venga, ¿a qué esperas?


8 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo