Bocetos... Y más bocetos.

Al crear un personaje o hacer una caricatura, piensa muy bien cómo hacerlo. Para ello, puedes hacer bocetos. A mí me sirven un montón. A veces, utilizo unas seis hojas para pensar muy bien cómo va a ser mi personaje. Las primeras tres, las utilizo para probar ideas: una nariz larga, ojos pequeños, gorra, boca sonriendo... Las otras tres las utilizo para juntar todas las ideas y observar el resultado. Pensar si le coloco una pequeña mejilla en el ojo para poner ahí la sonrisa, si le hago la boca más caída para colocar una barbilla con tres pelitos sobresaliendo... Hasta que a la sexta, va la vencida.

No te preocupes por si utilizas muchas hojas, eso sí, calcula que sean hojas en las que ya has escrito algo y no te sirve o que estén rotas. Para cuidar el medio ambiente.

Los profesionales no hacen eso porque como ya han hecho tantos dibujos, al final siempre repiten algún rasgo o algo. Pero nosotros, que estamos aprendiendo, debemos hacer eso.





9 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo